Cardio

Una de las principales fuentes energéticas utilizadas por el organismo para llevar a cabo ejercicios aeróbicos es la grasa. De este modo, los ejercicios de intensidad baja-moderada y prolongados en el tiempo producirán una disminución de las reservas de grasa.